COCINA KILÓMETRO CERO

 

Cocina Kilómetro Cero o de Proximidad

 

Al poner en práctica la tendencia conocida como Kilómetro Cero o Km 0, reducimos las distancias entre la tierra y la cocina

Por lo tanto se vuelve mucho menor el costo y evitamos generar un mayor impacto ecológico en nuestros consumos.

¿Qué se necesita para que un plato sea considerado Kilómetro Cero o Km 0?

Al menos un 40% de los ingredientes deben ser de origen local, entre ellos debe encontrarse el ingrediente base del plato.

La distancia entre el origen del ingrediente y el lugar donde se va a consumir no debe ser superior a 100 km.

Este concepto culinario además trae consigo obvias ventajas medioambientales y por ello el cocinero a “Kilómetro cero” también puede ser considerado como un “Ecochef”.

También el afán, desempeño y creatividad en el arte de promover el consumo de productos propios de la región para evitarla producción masificada de productos globales.

Cocina KILÓMETRO CERO como Tendencia

La tendencia “Km 0” es únicamente otra idea genial para crear un estilo de vida, pero ademas promueve un estilo culinario que a diario nos motiva a preservar el medio ambiente.

Por tal motivo cuidando la distancia, lo que comemos, las cantidades y los muchos otros motivos, es obvio que cuidar el ecosistema es importante.

Si al final no logramos cumplir con las metas expuestas dentro de esta tendencia, obtenemos la base para un fin que beneficia a la tierra y a nosotros mismos.

Cocina Kilómetro Cero  es una categoría relacionada con los Ecochefs, aquellos cocineros que intentan conjugar el respeto medioambiental, la conciencia ecológica y la cocina.

Esta combinación da lugar a la denominada gastrobotánica, por tanto hablábamos  de comida sostenible y solo de temporada.

Que se necesita para ser KILÓMETRO CERO

Criterios para que un plato sea considerado “kilómetro 0”:

  1. Que un 40 % de los ingredientes sean locales, incluyendo el ingrediente principal. Esto implica comprarlos directamente al productor, y éste los haya producido a menos de 100 kilómetros
  2. Que un 60 % de los ingredientes sean lo más cercanos posible y que los que no, tengan certificación ecológica.
  3. En el caso de pescados habrá que priorizar siempre el producto sostenible, por barcos locales y lo vendido en las lonjas más cercanas a la cocina.
  4. Trabajar para evitar en los restaurantes alimentos obtenidos a partir de transgénicos.

Realidad de la cocina KILÓMETRO CERO

Algunos especialistas consideran que la cocina de proximidad es ficticia, que es una estrategia de marketing”.

Además se preguntan: ¿Quién puede cocinar con solo lo que encuentra a 100 kilómetros a la redonda?

Un cocinero debe contar con una despensa amplia, buscando lo mejor de cada región y practicando una cocina sensata.

Los parámetros de Kilómetro Cero son limitantes e inflexibles” pero no hay que olvidar que las ideas tienen su origen en el Slow Food  y no son en absoluto radicales.

Se trata de aplicar el sentido común en nuestras compras y en la confección de nuestras comidas”.

También anuncia que hay establecimientos públicos y comercios que pertenecen a la organización y respetan sus ideas generales.

Lo cierto es que los principales ejemplos de cocina de proximidad de nuestro país son de momento más rurales que urbanos.

KILÓMETRO CERO en Canarias

En el caso de las Islas como las nuestras, es posible realizar una cocina Km 0. Para nosotros de hecho es natural trabajar con productos de la tierra.

Pero es que además es una cultura que se traslada a los viñedos, los famosos Guachinches producen sus propios vinos y utilizan productos de sus propias huertas.

Hace unos años atrás en medio de la industrialización era impensable la cocina Kilómetro 0.

Pero en la actualidad son cada vez más los que apostamos por el producto local.

Porque además de evitar los conservantes y los químicos, permite ser más amigables con el medio ambiente.

Y eso sin duda se considera una acción de “ganar -ganar” tanto para los productores y los consumidores.

Leave a reply